Prueba y compara el rendimiento de tu PC con nuestro banco de pruebas.

No podía creer lo q veían mis ojos…



  • No podía creer lo q veían mis ojos. ¿Cómo algo tan pequeño podía dejar semejante cantidad d esa asquerosa y mucosa sustancia amarillenta? ¡Un trabajo de chinos, sin desmerecer al pueblo de dicho país asiático, me costó dejar aquello como Dios manda! Ahora sí, ahí estaba, precioso, el corazón inherte de mi hermosa doncella, en medio de aquel cuerpo teñido de rojo. No hacía falta ser muy avispado para darse cuenta a simple vista d q tenía mucha fuerza, a pesar de encontrarse en apacible reposo.

    "Bueno, no te quedes en la nubes por esta visión. ¡Aun queda mucho trabajo x delante!" me dije a mi mismo. Dicho y hecho. Siguiendo mi meticuloso plan, vertí con cierta emoción aquel viscoso fluido que todos conocemos sobre su órgano vital. La cantidad no fue muy grande, pero si suficiente para, con obscenos movimientos, conseguir cubrirlo x completo de lasciva viscosidad. La excitación del momento dificultó un poco seguir con mi plan, pero al final, tras 15 minutos de duro trabajo manual y varias secreciones del mismo líquido conseguí acabar mi obra maestra. ¡Qué magnífico espectaculo! ¡Qué majestuosidad! ¡Qué poderio inspira! ¡Me encanta!

    Sé que mucha gente me tacharía de loco por hacer lo que acabo de describir, pero si vieran mi cara de satisfacción ante tal maravilla de la creación, quizá entenderían que no eres lo q haces, si no el amor con el q haces tus acciones, y puedo afirmar sin ningún género de duda que esta mancillación de mi "princesita" ha sido pura y duramente un acto de amor. ¿Me quieren encerrar? ¡Adelante! pero primero vean mi obra y después juzguen!



  • ¡Aquí está! Mi hermosa Sapphire enfundada en mi ultimo trabajo de bricolaje informático, junto a sus antiguos atuendos que tanto la oprimian. Ahora en mis calurosas noches de verano solo tendré que ocuparme de los insectos. ¡Se acabó el ruido ambiental! ¿Qué, tenía razón o no? ¿Queda impresionante o no?

    Bueno, ahora si quereis, ya podeis encerrarme. 1 saludo



  • Tu vales para guionista chavalote 😄



  • Hay algun tienda en Palma que lleve Zalman o lo pedistes por internet? (no pongas nombres)



  • Si, yo conozco 2, quizás alguna más :verguen:
    En fín, x si t interesa… funciona de muerte, si no fijate como me ha inspirado el inventito. jejeje

    enga, 1 saludo



  • Yo también tengo uno desde hace dos semanitas y va de vicio. De-vi-cio. Ni un solo problema si se instala correctamente, y entras en el reino del SILENCIO. 😄

    Ahora estoy pensando qué uso darle al disipador de la tarjeta… 😄



  • Si, si, yo tb lo tengo x aqui encima de la mesa, con esa mucosa sustancia amarilla q mencionaba, q x su forma perfectamente cuadrada supongo q es una pegatina termoconductora d esas y no sé narices hacer con él, pero tb es bonito y podria usarse con algún fin decorativo, pero no sé donde. A alguien q no se asuste x la longitud del 1er post y lea la rama entera se le ocurre algo q hacer con el disipa negro originario de Ati?

    PD: yo solo queria aportar algo de calidad literaria al foro (literatura informática), con un cierto humor, para variar un poco, pero o la gente pasa de opinar o no ha tenido muy buena acogida. Críticas x favor? mejor dejo esto de escribir para los q escriben en las puertas d los lavabos o sigo intentandolo, como en los rasca-rasca???:risitas:


Accede para responder