Prueba y compara el rendimiento de tu PC con nuestro banco de pruebas.

Sobre el hype y el marketing


  • Administrador

    Nota: Si eres susceptible de ser ofendido, no sigas leyendo.

    Una de las cosas que me gustan de este mundillo (los ordenadores en general) son las novedades. En los últimos meses he conseguido mantenerme más o menos al día gracias a la portada, donde procuro poner una o dos entradas al día de cosas que me parecen interesantes (siempre existe la posibilidad de que cualquiera envíe sus entradas para ampliar el abanico, pero ese es otro tema). Mi fuente de información es esencialmente Reddit, donde las distintas comunidades hablan de su libro.

    A la vez que me he mantenido informado de la actualidad, he estado completando nuestra biblioteca de revistas antiguas donde he podido ojear un mundo que ya no existe. En uno de los editoriales de presentación (no recuerdo si era el de Byte o el de Compute!), decían que uno de los puntos fuertes de la revista era la publicidad, porque ahí los fabricantes podían dar a conocer sus últimos desarrollos. Y la verdad es que cuando compraba revistas, una de las cosas que más me interesaba era precisamente la publicidad porque, efectivamente, podías conocer todas las novedades del mes de una ojeada.

    El mundo ha migrado de las revistas a los foros, de los foros a los blogs y de los blogs a las redes sociales.

    Una de las razones por las que me gusta Reddit es por los comentarios. De hecho, lo primero que hago después de leer el titular, es leer los comentarios porque muchas veces son más informativos que la propia entrada que se enlaza.

    La primera (y última vez) que fui víctima del "hype" fue con Half Life 2. Antaño existía un foro llamado Half-Rules dedicado exclusivamente al mundo Half Life. Como gran fan del Counter Strike, seguía muy de cerca todas las novedades: parches del HL, nuevas versiones de CS, mods y demás. Estaba muy metido. Entonces comenzó el rumor de que se estaba haciendo el HL2 con un nuevo y flamante motor gráfico. Del rumor se pasaron a imágenes filtradas. Cada pequeño fragmento de información daba mucho de que hablar: los reflejos y realismo del agua, aquello era espectacular, no podía ser un juego, tenía que estar prerrenderizado. Y de las imágenes filtradas se pasaron a videos filtrados. Podías ver la física del juego como si del mundo real se tratara con el motor Havok... Todo era maravillante. Con cada pequeño fragmento, el entusiasmo se realimentaba dando para largos debates en aquel foro.

    De los pequeños fragmentos de información se pasaron a los continuos retrasos en el lanzamiento. Siempre había una buena excusa: la mejor de todas es que habían robado el código fuente del juego. Cada retraso aumentaba mi deseo de tenerlo. Creo que hasta ese momento, nunca había deseado tanto tener algo. El mismo día que salió, me fui al Centro Mail y me lo compré. Me lo pasé en menos de una semana y ahí terminó todo. Meses esperando algo que había durado menos de una semana. No sé si fui consciente en ese momento o no (quizás no lo quise ser por la arrogancia de no reconocer que había sido un tonto), pero aquello fue una gran decepción: unas expectativas desmesuradas por un simple juego de ordenador (que por cierto, es muy bueno, pero no es más que eso: un juego). Desde entonces ya no he estado tan metido en nada similar.

    De vez en cuando me han llamado especialmente la atención ciertas cosas. Recuerdo cuando se anunciaron los Core 2 Duo, quería cambiar de PC y al final decidí esperar unos meses a que saliera al mercado sólo por tenerlo. O cuando se empezaron a ver bancos de pruebas de los primeros Zen (estuve tentando a pillarme uno). Pero han sido cosas sanas: novedades que aportan algo interesante y de lo que sabes qué vas a obtener. Del Core 2 Duo obtuve un PC más rápido y más silencioso que mi viejo Athlon XP. Y si me hubiera actualizado al Zen, sé perfectamente qué hubiera obtenido.

    Lo del hype es algo curioso, porque esperas algo grandilocuente aunque realmente no sabes exactamente qué es. Además, cuando estás rodeado de gente "del gremio", las expectativas se realimentan y al final se convierten en algo casi enfermizo. Cuando luego analizas fríamente la situación, te das cuenta de lo ridículo que es todo. Para mi, el Zen no era más que una simple plataforma con la que podía conseguir un PC más rápido. Para miles de personas fue el acontecimiento de sus vidas de la misma forma que el lanzamiento del Half Life 2 sería el día más feliz de mi vida.

    Como he dicho antes, últimamente me informo (del mundo digital) por Reddit, una red social en la que lo más interesante (al menos para mi), son los comentarios. En los últimos meses he visto cosas esperpénticas: gente lloriqueando porque Nvidia no da a basto con las RTX 30. Fanboys de AMD riéndose de Nvidia por una pésima planificación. Los mismos Fanboys de AMD pataleando porque AMD no da a basto con las RX 6000. Gente dando las gracias en público a minoristas como Best Buy por haber conseguido comprar una 3060Ti (y encima recibiendo respuestas dando la enhorabuena por el logro). Gente vanagloriándose por haber encontrado stock de tal modelo de Intel que no se encuentra en ningún sitio. Y los fanboys dan para estudio psicológico: gente que defiende a capa y espada a una marca ¡y ni siquiera son accionistas de la empresa! Es de locos aunque supongo que ahí se explota el mismo instinto que se explota con la religión, el fútbol o la política.

    La cuestión es que les entiendo perfectamente a todos ellos. He estado ahí y he caído en la misma trampa. Y estoy seguro de que la mayoría de ellos, cuando analicen en el futuro cercano la situación, se darán cuenta de lo ridículos que han sido de la misma forma que lo fui yo.

    Sé que alguno de esos usuarios son personas contratadas que están ahí para alimentar las expectativas. Puedo llegar a ver que ciertos fabricantes hayan cometido un error de cálculo y no puedan abastecer toda la demanda. A mi, personalmente, a veces me da un poco de vergüenza ajena leer ciertas cosas: una vez más, lo último es el tío que da las gracias a Best Buy por haberse podido gastar 500€ en una tarjeta gráfica para jugar a juegos de ordenador.

    El mundo está lleno de tontos como yo y las empresas se aprovechan de ello. Valve tiene mi dinero en su bolsillo y los fabricantes de hardware se han hecho con la cartera de millones de tontos por todo el mundo. Hay hasta quienes agradecen que les metan las manos en los bolsillos y se lleven su dinero. No puedo evitar volver a mencionar al tío que da las gracias a Best Buy.

    A mi todo esto me da un poco de grima cuando visualizo a todos esos individuos hiperexcitados delante de sus teclados. También me produce desagrado porque no siempre sé si lo que leo es marketing o realidad. Probablemente la mayoría de veces es una mezcla de ambas cosas (unos pocos encienden la mecha a cambio de dinero y la mayoría siguen a la borregada). En general, intento evitar sacar estos temas en portada y el problema es que al final, acabo hablando de Linux (que sé que tiene un interés limitado en el mundo de hardware). A veces incluso evito hablar de marcas concretas porque no sé si realmente estoy escribiendo sobre alguna tecnología "revolucionaria" o sencillamente me he convertido en una pieza del engranaje de estas campañas (y encima sin cobrar).

    En general, no me siento cómodo "informando" de la mayoría de novedades que leo por esta razón y seguramente la portada es mucho menos interesante debido a ello. No voy a decir que el mundo de ayer era mejor por el hecho de que las revistas, a la vez que ponían publicidad de Microsoft, despotricaban de MSDOS 4.0. El mundo actual me parece mejor en muchos aspectos, a pesar de que antes de interiorizar cualquier información, hay que hacer un ejercicio crítico que a veces es extenuante (e incluso con ese esfuerzo, son capaces de metérmela doblada la mitad de las veces). Que quede claro que hablo exclusivamente de la información referente al mundo de la informática.

    En fin, es que hoy he leído al tío dando las gracias a Best Buy, me ha dado vergüenza ajena y he tenido que desquitarme escribiendo esto.


  • Veteranos HL

    Te comprendo perfectamente, alcalde. En mi caso, me está pasando con el archiconocido Cyberpunk 2077. Supongo que también vendrá de ahí la reflexión. Está en todas partes y todo el mundo está muriendo por ello. La cuestión es esa, al final no es más que una herramienta de entretenimiento que depende más del hype que se le inyecta forzosamente que de su contenido o recompensa neta posterior. Supongo que hoy día lo prolongarán infinitamente mediante actualizaciones y nuevos packs de ampliación y lo que antaño era un juego lo convertirán en toda una franquicia.

    Es imposible no acudir a esa frase que reza: "todo tiempo pasado fue mejor". Pero como bien dices, al final todos caemos de una forma u otra, independientemente de la época, pero porque también ese estado de excitación es químicamente adictivo. A mi modo de ver, la vida cobra sentido tanto por lo humano como por las pasiones de lo humano, y me resulta lógico que mucha gente viva sus pasiones de manera tan intensa, puesto que probablemente en ocasiones sean sus únicas razones para sentirse alegres en el día a día. Es por eso que, aunque yo también he querido esconderme al leerlo, soy capaz de entender al tipo que da las gracias a Best Buy. Se abre el debate respecto a si, probablemente, la vida debería estar distribuida u organizada de otra manera para que personas en todas partes del mundo tuviesen pasiones o sueños con mayor peso existencial que comprarle a una trastienda online la última unidad de 3060Ti a medio millar de euros (ojo).

    A mi por ejemplo con el hardware y los videojuegos hace muchísimo que no me pasa. Estuvo a punto de pasarme con GTA: San Andreas, precisamente porque el foro y las filtraciones eran básicamente el colegio y los compañeros... Al final te quedabas fuera de las conversaciones si no tenías un equipo a la altura de los requisitos, y por consiguiente el juego. Entonces aprendí a hacerme fuerte y a jugar los juegos a mi ritmo, al cabo de los años, cuando ya eran más "accesibles" y lo último en hardware devaluaba lo anterior, haciéndolo igualmente más asequible. Después está la pequeña enfermedad que mucho de nosotros desarrollamos, los de este gremio. Y me refiero al diógenes digital.
    Muchos aprovechando ese hype del que hablamos, ven factible un cambio de plataforma, vendiendo la que tienen y comprando una más reciente. Yo me considero de esos atrapados por el encanto del hardware y por los vínculos emocionales, así que cuando la falta de medios lo requiere, ahorro e invierto en una nueva plataforma, pero suelo ser incapaz de deshacerme de la anterior (hasta que simplemente muere por llegar sus elementos al límite de su vida útil).

    Creo encontrarme bastante-muy a salvo del hype y de las estrategias sociopublicitarias actuales, pero como bien comentabas alcalde, nunca estamos 100% inmunizados ante ello, y tarde o temprano, por la circunstancia concreta que sea, acabamos sucumbiendo incluso sin darnos cuenta.

    Mi recomendación a quienes quieran vacunarse contra ello es mantenerse pobre y ocupado todo el tiempo posible. Suele funcionar bastante bien 🤣 🤣

    ¡Saludos!


  • MODERADOR

    Decían que los Ochenta era una hipérbole desmesurada, y no es casualidad que volviesen a estar de moda coincidiendo con esta fiebre de las redes sociales, donde todo acaba clasificado en un extremo u otro, retroalimentado hasta el infinito por palmeros a sueldo de likes.

    Como hombre tranquilo ( seguramente también pobre y ocupado 😉 ), ver a un ser humano embriagado por el hype, me lleva por un lado a comprenderlo recordando como vosotros algún momento de la juventud en que ansiaba algo con todas mis fuerzas, que ahora parece absurdo y efímero.

    Sin embargo, también me preocupan estas personas que viven de sobresalto en sobresalto como los hinchas o fanáticos del fútbol, dispuestos a todo y contra todos por defender a su equipo o su jugador favorito, sin importar la realidad. Simplemente porque se han convertido en su religión, y como adeptos entregados, daran su vida por ir a ese cielo.

    En definitiva, no os fieis de nadie que se defina por una simple afición como si fuese una forma de vida.

    Salu2!


  • Baneado

    ¡Esta publicación está eliminada!

Accede para responder